Cuando empiezan a caer los primeros dientes de leche, no hay nada más emocionante que guardarlos en una cajita y esperar la sorpresa por la mañana. ¿Y qué mejor que crear ellos mismos su cajita de dientes personalizada? Con esta divertida manualidad podrán moldear y decorar hasta 4 cajitas como más les gusten.