Haz tus propios cristales de colores. Es un experimento químico divertido y brillante. Incluye los recipientes, soluciones y colorantes.